Seleccionar página

Secretos de la longevidad: microbiota intestinal

Secretos de la longevidad: microbiota intestinal

Recientemente se publicó este estudio que parece haber descubierto la razón detrás de la sorprendente salud de los seres humanos más longevos de la Tierra. En Japón, personas con una edad media de 107 años,  no solo parecen tener el secreto de la longevidad, sino que también viven más saludablemente, ya que no presentan ninguna de las enfermedades más comunes del envejecimiento: obesidad, diabetes, hipertensión y cáncer.

¿Cuál es el secreto de los seres humanos más longevos?

La clave de su longevidad saludable parece estar en sus intestinos, o más concretamente, en los billones de microorganismos que crecen sinérgicamente mientras sus hospedadores envejecen. Lo sorprendente es que la clave no está en la cantidad, sino su composición. La microbiota intestinal es todo un ecosistema, compuesto por una deslumbrante comunidad microbiana compleja que digiere alimentos y bombea biomoléculas. Al comparar las microbiotas intestinales de 160 personas con edad mayor a 100 años con las de ancianos y jóvenes, se encontró que los primeros tenían una combinación particular de genes en las cepas bacterianas de su microbiota.

Además, se descubrió que los microorganismos intestinales sintetizan una sustancia química que, en el laboratorio, puede eliminar una de las infecciones que causan diarrea severa e incluso muerte. Se trata de un tipo de ácido biliar, un fluido corporal poco glamuroso y bastante aburrido, que hasta ahora solo era conocido por absorber y digerir grasas.

Los cambios en la microbiota intestinal no son una simple consecuencia del envejecimiento. Sino que a medida que las personas con más de 100 años envejecen, podrían protegerlos contra infecciones y otros factores de estrés ambiental, ayudándoles a mantener su salud , señalan los autores de la investigación. Y si los ácidos biliares son la clave, podríamos utilizar estas sustancias químicas tanto para combatir las infecciones como para aumentar nuestro años de vida.

¿Vivir más depende de los microorganismos del intestino?

El intestino es básicamente una selva amazónica, densamente poblada por microbios de todo tipo: bacterias, hongos y virus. Los microorganismos del intestino capturan los alimentos a medida que se desplazan por nuestro tubo digestivo, incorporando los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Resulta extraño pensar que los microbios de nuestro tracto gastrointestinal puedan contribuir a la longevidad. Pero su impacto en nuestro bienestar es uno de los descubrimientos más alucinantes de la última década en el ámbito de la salud humana.

Como el poder de la microbiota intestinal reside en su composición, la dieta es un factor desencadenante. Los cambios en la composición de la microbiota intestinal pueden correlacionarse tanto con un envejecimiento saludable como no saludable. Se ha visto que modificando la alimentación vegetariana, basada en plantas, de ratones por hamburguesas con queso y chocolate, se altera completamente la estructura micorobiótica en tan solo un día.

Dos poderosos aliados

Los ácidos biliares secundarios son moléculas poderosas. Estudios anteriores, en ratones, muestran que pueden evitar que microbios peligrosos permanezcan en el intestino, regulando las células inmunes. Los ácidos biliares protegen al intestino de invasores externos y mantienen nuestra salud a medida que envejecemos.

«La microbiota intestinal está emergiendo como un factor clave en el proceso de envejecimiento. De todas formas,  cambios anormales en la microbiota intestinal están relacionados con la aparición de las enfermedades crónicas relacionadas con la edad», escribieron los doctores Minhoo Kim y Berenice Benayoun de la Universidad del Sur de California.

 

La microbiota intestinal podría ser una fuente de potenciales avances en la longevidad.

La relación entre los microorganismos que viven en nuestro intestino y los ácidos biliares parece ser una de las claves del envejecimiento. Si bien todavía estamos lejos de poder alterar nuestra microbiota intestinal mediante un alimento probiótico, este estudio destaca la importancia de seguir investigando esta relación. Si te interesa saber más avances científicos relacionados a la longevidad ingresá acá.

 

Por Camila Naveira

Fuente: Singularity Hub 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *