Seleccionar página

Pasión e Irreverencia: Quiero ser activista

Pasión e Irreverencia: Quiero ser activista

Todos conocemos los videos en los que Jane Fonda enseña rutinas de ejercicios físicos. Lo que muchos seguramente no saben es que el proyecto En Forma con Jane Fonda, que consistía en un libro y una serie de videos, y que rompió récords de venta en todo Estados Unidos, en realidad tenía por objetivo recaudar fondos para destinar a la lucha de Jane Fonda y su marido en contra la guerra de Vietnam, causa con la que la actriz se involucró desde un primer momento.

Si bien la conocemos por esos videos, por su singular belleza y por su rol como actriz, la verdadera pasión de Jane Fonda fue, es y será, el activismo. Su compromiso con las causas más urgentes marcó siempre su vida e incluso la llevó a vivir situaciones un poco extremas. Como su reciente detención por la policía el día en el que cumplía 82 años cuando se manifestaba junto a otras personas en las escalinatas del Capitolio en Washington contra el cambio climático. Luego, en su libro ¿Qué puedo hacer? Mi camino de la desesperación climática a la acción, Fonda afirmó que su arresto había sido la «mejor fiesta de cumpleaños de todos los tiempos».

Desde la tenaz oposición a la guerra de Vietnam, pasando por los derechos de las mujeres, el apoyo a los Panteras Negras, ser sujeto de seguimiento del FBI, sus viajes por el país acompañando las luchas de los nativos americanos y muchas causas más, hoy su activismo está centrado en la emergencia climática. Hace poco volvió a protagonizar un video de gimnasia pero esta vez aprovechó su éxito masivo para atraer a los más jóvenes en la plataforma TikTok. Desde una esterilla de yoga y bromeando sobre que probablemente la mayoría de la audiencia de esa plataforma no supiera quien es («Búsquenme en Google!»), los interpela pidiéndoles que la ayuden a salvar al planeta:

¿Sabes qué? Ya hay demasiados vídeos de rutinas deportivas en internet y en la televisión. Lo que realmente quiero que hagan es trabajar conmigo para salvar el planeta. Estamos viviendo una crisis climática que es una emergencia real, así que estés en el sillón o en tu esterilla de yoga, ¿te unirás a mí para el evento virtual Fire Drill Fridd? El futuro te necesita y yo también”

En octubre de 2019 Fonda lanzó una campaña junto a Greenpeace llamada Fire Drill Fridays para la cual los manifestantes se reúnen todos los viernes a protestar frente al Capitolio de los Estados Unidos con el fin de crear conciencia sobre el empeoramiento de la crisis climática, acción inspirada en Greta Thunberg y otros jóvenes activistas que también todos los viernes exigen una respuesta gubernamental más agresiva al cambio climático.

El nombre Greta Thunberg es sinónimo de la lucha por el cambio climático desde que la joven de 18 años creó el movimiento juvenil internacional Fridays for Future. Desde entonces muchas cosas pasaron, entre ellas, fue nominada a dos premios Nobel de la Paz y fue invitada a hablar en la Cumbre de Acción Climática de la ONU de 2019, A la que, en lugar de ir en avión, fue navegando a través del Atlántico.

El coraje, la irreverencia y la pasión por las causas humanitarias urgentes son algunas de las características que tienen en común una adolescente sueca y una actriz octogenaria de origen estadounidense. En diversas entrevistas Fonda contó que durante más de un año estuvo deprimida, desesperanzada y ansiosa por la situación de emergencia climática y por no saber qué hacer al respecto, hasta que leyó acerca de Greta y lo que estaba haciendo y decidió que ella también tenía que hacer algo al respecto: «Le dije a mis amigas, si Greta puede hacerlo, yo también. Y ahora que lo sabía no podía dar marcha atrás».

La diferencia de edad es anecdótica cuando miramos el recorrido activista de estas dos mujeres, referentes de la lucha por la emergencia climática a nivel global. Ambas han pasado momentos difíciles y han mostrado resiliencia y determinación, y ambas se inspiran y alientan una a la otra cuando algo sale mal o el camino les presenta obstáculos, como se puede leer en un fragmento del último libro de Jane:

«He acampado mucho en mi vida y tenía todo el equipo adecuado, pero nunca había acampado en una ciudad. ¿Dónde voy a ir al baño? Me preguntaba. Ahora soy mucho mayor y tengo que levantarme durante la noche con más frecuencia. Necesitaba ayuda experta para planificar esto. Fue entonces cuando decidí llamar a Annie Leonard, directora de Greenpeace USA.

Annie, habla Jane Fonda, ¿tienes un minuto? He decidido mudarme a Washington por un año y acampar frente a la Casa Blanca. Quiero empezar en tres semanas. ¿Puedes ayudarme a resolverlo? » Soy alguien que, cuando se le ocurre una idea, está 100% lista para dar un salto de fe. De hecho, los saltos de fe son mi única forma de ejercicio en estos días.

Cuando estaba yendo hacia Nueva York para iniciar la campana, de camino al aeropuerto mi pequeña perra Tulea sufrió un ataque al corazón. Mi propio corazón se hundió cuando me di cuenta del hecho de que tendría que dejarla atrás.

Se me vino a la mente la imagen de Greta. Tienes que salir de tu zona de confort, me dije, y me fui».

Por Camila Naveira.

Recomendaciones:

Jane Fonda in Five Acts, documental sobre la vida de Jane Fonda que se ve en HBO.
El Tercer Acto de la Vida, Charla Ted de Jane Fonda sobre envejecer.
Por qué lucho por la justicia ambiental, Charla Ted de Jane Fonda sobre su activismo ambiental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite

Videos

Cargando...