Seleccionar página

En Primera Persona: con Alberto Naisberg

En Primera Persona: con Alberto Naisberg

Hablamos con Alberto Naisberg, 94, ingeniero y gran aficionado de la fotografía.  Da charlas y entrevistas sobre cómo vivir 100 años.

Por Camila Naveira.

Estamos muy interesados en saber si el plan de vivir 100 años fue planeado.

Surgió todo muy naturalmente. Soy una persona sumamente curiosa, me gusta saber sobre las cosas, con esa herramienta fui entrando en distintos temas a lo largo de mi vida, pero no hice un plan para ser longevo. Mi cabeza funciona igual que siempre, si me preguntas por mi edad cerebral, no la sé. Tengo algunas limitaciones físicas que gravitan en mí y en mi vida pero mi cabeza funciona mejor que nunca.

Sobre el envejecimiento activo y la importancia de mantenerse y generar nuevos proyectos. ¿Cuáles fueron tus referencias?

Leí bastante sobre las cinco zonas azules (locaciones alrededor del mundo en las cuales se encuentran los individuos más longevos) y lo que más me interpela es la isla japonesa Okinawa en la cual cultivan y promueven la sabiduría que afirma que para ser longevo se necesitan dos cosas: tener un Ikigai y pertenecer a un Moai.

“Ikigai” significa razón de ser, describe el tesoro o valor profundo de la vida. Remite a la verdadera razón de nuestra existencia, aquello que nos desafía, nos anima y es la pasión interna que nos liga a la vida, es aquello que nos da ánimo y fuerza en medio de las luchas y las pruebas que se nos presentan.

«Moai» describe el círculo de amigos, colaboradores y relaciones nutritivas y se utiliza para referirse a los sentimientos de cariño, adoración, devoción.

Cuando lo leía me di cuenta que era exactamente lo que yo estaba haciendo pero de manera intuitiva, mantener un Ikigai, un proyecto que me impulse a ir para adelante.

Según los japoneses, el proyecto que uno elija tiene que cumplir con cuatro requisitos: gustarnos mucho, requerir que nos capacitemos para poder llevarlo a cabo, nos tiene que permitir ganar dinero y tiene que ser útil a la sociedad y a nuestros prójimos.

Esta claro que tienes tu propio Ikigai y comprendes la profunda importancia de mantener estos proyectos vitales que le dan sentido a lo que haces.

Si, me ocupé de planear bien mi post jubilación creando mi propio emprendimiento, y además estoy todo el tiempo generando nuevos pequeños proyectos aquí y allá. Hace un tiempo, por ejemplo, me puse en contacto con familiares que viven en Israel para conformar un grupo dedicado a reconstruir la vida de mis abuelos paternos a través de documentación, cartas y fotos. Proyecto que además de mantenerme ocupado tiene un significado emocional inmenso porque para mi mis abuelos son una guía a la que acudo cuando me encuentro con dificultades: cuando pienso en ellos y todo lo que vivieron tomo perspectiva sobre mi vida y me doy ánimo para seguir.

Contanos un poco más sobre tu otro proyecto de diseño de objetos diversos.

Es un grupo conformado por diseñadores, hacemos desde posa libros a un florero. El grupo lo conforman dos jóvenes diseñadores de 30 años, un ingeniero de 53 y yo, de 94. Es un gran aprendizaje porque de repente se me ocurren ideas que pienso que son bárbaras y viene otro del grupo y me dice que no es para nada tan buena, y se vuelve un ejercicio muy enriquecedor para el ego, aceptar críticas y también darlas sin temor. El funcionamiento del grupo es muy lindo porque es siempre sobre la base del respeto y de tener en cuenta la opinión de los otros y se genera un mutuo enriquecimiento mediante el cual el producto final es una síntesis de lo que pensamos los cuatro y mientras todos aprendemos en el proceso.

¿La pertenencia a los grupos está relacionada con el Moai correcto?

Claro, se trata de la pertenencia a un grupo de pares que nos acompañamos en el camino de cumplir nuestros Ikigais. Uno no puede cambiar solo, necesitamos contención, de un amigo, de un padre, de un abuelo, de una terapia, de cualquier cosa. Es muy difícil cambiar solo, cambiar ya es difícil, entonces hacerlo solo representa una doble dificultad. Moia trata de armar grupos de cuatro a cinco personas que se acompañan a través de los años mientras cada uno lleva adelante su proyecto. Se contienen y se ayudan mientras cada uno concreta su plan.

***

Alberto trabajó mucho años en la Secretaría de Industria como asesor y cuando llegó el momento lo jubilaron. Desde que supo que iba a pensionarse se puso a pensar qué podía seguir haciendo y así fue que armó una oficina propia con el fin de asesorar a Pymes metalúrgicas que fabrican máquinas y equipos. Nunca se imaginó un escenario en el que no siguiera trabajando luego de su jubilación.

El amor por la fotografía apareció a partir de un episodio que también está relacionado a la jubilación, pero esta vez de su padre. Cuando el padre de Alberto se estaba por pensionar, él sentía que tenía que acercarle una actividad o hobbie que lo entretuviera y enriqueciera porque le preocupaba que le sobrara el tiempo. Así fue como le regaló una cámara Kodak de 35mm que luego terminó llevándose a su luna de miel donde descubrió su pasión, hasta el momento escondida. Desde entonces tomó infinidad de cursos, tuvo sus propias exposiciones y hasta el día de hoy se sigue formando en herramientas de edición digital como Adobe y Photoshop. Su padre nunca se sintió atraído por el regalo y siguió jugando al dominó, su propia pasión.

Hablando sobre la anécdota de la cámara y su padre Alberto menciona algo sobre el peligro de las rutinas. Dice que cuando terminó la segunda guerra mundial algunos académicos se empezaron a preocupar por la felicidad de los pueblos y cómo medirla, aparece entonces el economista Andrew Oswald con un estudio exhaustivo sobre en qué edades había más suicidios, más migrañas y más estrés. Descubrió que el peor periodo era entre los 30 y los 60 años y así fue que desarrolló la teoría de «la U de la felicidad» que dice que en la mitad de la vida uno está haciendo un montón de cosas y cumpliendo con demasiadas obligaciones resultando casi imposible ser feliz, pero que al llegar a los 60, al no tener que cumplir, ni trabajar ni cuidar hijos y tener tiempo para uno el panorama puede cambiar radicalmente si se aprovecha ese tiempo a favor.

«Y aquí aparece un francés, Jean-Louis Servan-Schreiber que escribe un libro llamado «El retorno del coraje», en el que afirma que a los 60 aparece una nueva posibilidad de revivir el coraje que tuvimos de jóvenes y animarnos así a hacer cosas nuevas y a proyectar nuestra vida al futuro. Yo siempre digo que el cerebro es el órgano más vago, trata siempre de trabajar lo menos posible y por eso crea rutinas y hábitos, pero si uno se anima y se arma un programa y se ayuda con la contención de un grupo de personas, de amigos, puede cambiar esas rutinas y animarse a nuevos proyectos, recuperando el coraje y buscando los Ikigai, eso que te gusta y que por lo general reside en la niñez, en eso que nos gustaba hacer cuando éramos niños».

***

¿Y sobre el Ikigai?

Te tiene que gustar, gratificar, pero puede ser cualquier cosa. Sin embargo, es importante porque te ayuda a superar los problemas. El deseo de llegar al objetivo, te hace superar dificultades, para los japoneses es precisamente el Ikigai la razón por la cual nos levantamos a la mañana. Por eso cree unas artesanías que representan esta sabiduría: consiste en cuatro círculos, cada uno representando las cuatro condiciones que tiene que cumplir el Ikigai.

¿Cómo es tu relación con tus nietos?

No me piden muchos consejos porque «están en la suya» pero igual les mando ideas, conceptos, referencias o los ayudo en cosas como redactar cartas y así aprovecho para enseñarles y transmitirles aprendizajes y valores.

Todos acá envidiamos a tus nietos Alberto por tenerte de abuelo y guía.

Lo que más deseo como objetivo de vida es dejar a las personas que me conocen una imagen que les ayude a vivir, porque eso es lo que hicieron mis abuelos conmigo, me dejaron una imagen que a mí me ayuda a vivir.

Por Camila Naveira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite

Videos

Cargando...

Comentarios recientes

Suscribite gratis para recibir novedades.

Suscribite gratis para recibir novedades.

Sumaste a nuestra lista de correo y recibirás nuevos artículos y actualizaciones exclusivas.

Gracias por suscribirte!