Seleccionar página

Empresa colombiana desafía la reconversión laboral

Empresa colombiana desafía la reconversión laboral

Uno de los principales desafíos que enfrentan los adultos es la reconversión laboral y abrir nuevas puertas. En la actualidad, aparecen cada vez más oportunidades en el mercado con nuevas ofertas de trabajo. Hablamos con Catalina Santana, fundadora y CEO de 101ideas, una empresa colombiana dedicada a la producción de juegos infantiles donde el 80% de los trabajadores son adultos mayores.

¿Cómo nació 101 ideas?

Soy diseñadora industrial y me especialicé en diseño en investigación, dentro de ese mundo hay diferentes vertientes y a mi me interesaba entender que quiere la gente y porque a través de análisis. Trabajaba para consultoras de España pero hace cinco años mi mamá sufrió un accidente que la obligó a dejar de trabajar. Ese accidente hizo que de golpe como familia y ella como persona, nos encontremos con un país y una realidad absolutamente hostil en donde después que cumples 60 años, no existen oportunidades claras. Tampoco existen oportunidades para sentirte productivo de una manera diferente. Al vernos abocados a esa situación, el resultado fue que mi mamá se empezó a enfermar más porque se empezó a deprimir. Un día mi mamá me llamó ocho veces en el día.

En la última llamada, eran llamadas de ayuda, sin decir lo que le pasaba pero queriendo ayuda, le pregunté si le pasaba algo y me dijo que no se sentía bien pero que igual yo no podía hacer nada. Y yo le dije: Yo si puedo hacer algo.

Me quedé con esa preocupación de que no iba a permitir que la vida de todos siguiera y la de ella se quedara en el limbo. Entonces empecé a investigar lo mismo que yo hacía todos los días para otras empresas, como las personas en el mundo transitaban ese periodo de su vida. Que pasaba con ellos, porque mi mamá no es la única persona que cumple 60 años y tiene que dejar de trabajar.

En Colombia, solo el 30% de los adultos mayores tienen pensión jubilatoria. Eso quiere decir que hay muchos adultos en la pobreza. Es un problema de salud pública porque el desempleo trae aparejado mucha depresión.

Cuando ganamos la beca de IBM con el proyecto llamé a mi mamá para decirle que íbamos a trabajar juntas y me dijo “pero vos estas loca nadie quiere trabajar con adultos mayores.”

¿Qué es 101ideas?

Una empresa de innovación social que se inspira en el concepto del orgullo de la edad. Nuestro propósito es revitalizar la vida adulta en el mundo, acercando oportunidades laborales a todos los adultos que se quieran seguir sintiendo productivos, hasta cuando ellos quieran. Nosotros no quitamos la obligación a los Estados de pensionar a las personas, pero nosotros tenemos claro que es importante en la vida tener un porqué y para qué, porque cuando tenes un propósito siempre encuentras un como. Lo que pasa es que muchas personas al cumplir cierta edad desaparece el como.

Nosotros vendemos productos para niños 100% hechos a manos por personas mayores de 50 años desde su casa. Además de ser una nueva ilusión somos una entrada extra de dinero y una terapia contra esa posible depresión.

¿Podrías indicar algún logro de la empresa?

Nosotros abrimos la posibilidad de inclusión socio laboral inexistente en el mercado colombiano. Cuando nosotros llegamos al mercado no había nada de esto.

¿Cómo se puede acercar una persona a trabajar a la empresa?

En general las personas nos escriben a nosotros y de allí se comienza un proceso de selección. Muchas veces hijos o nietos nos contactan y muchas personas llegan a través de familiares. Además, nosotros no discriminamos por condiciones físicas, para nosotros no hay limitantes.

¿Están solo en Colombia?

Si, nuestra operación es en Colombia pero estamos desarrollando un nuevo modelo de negocio para ampliarnos en Argentina. Ya comenzamos a desarrollar en conjunto con mujeres en Chaco con la fundación Monte Adentro.

¿Cuáles son las repercusiones en las personas que trabajan con ustedes?

Nuestro objetivo era cambiarle la vida a las personas mayores, pero la vida nos cambió a nosotros, a mi y a mi pareja Nicolás que es mi socio en esta empresa. Nosotros tenemos mucho conocimiento, pero ellos aportan mucha experiencia, y es una relación recíproca. Por ejemplo, yo hago los diseños pero ellos aportan ideas y experiencia en las mejores formas para las terminaciones que es lo que posibilita hacer una producción en serie.

¿Cuántas personas trabajan en la empresa?

39.

Por tu experiencia, ¿Cómo se cultiva la motivación en estas edades?

El propósito de la vida de cada uno de nosotros cambia y evoluciona en la medida que tú creces. Y no es ni mejor ni peor. Simplemente es otro propósito. Creo que en la vida el propósito se transforma y la manera de sentirte motivado es encontrar tu propósito. Para encontrar el propósito tienes que cuestionarte muchas cosas. Yo lo veo en las personas que llegan a trabajar en 101 ideas. Se cuestionan y me llegaron a decir “yo pensaba que ya no tenía ninguna posibilidad de trabajar y vos me estas diciendo que si.” Creo que todas esas preguntas internas te llevan a una respuesta. Y cuando se dan cuenta que las respuestas a esas preguntas está en lo que se hace, ahí viene la verdadera motivación. Por ejemplo: en la primera línea de productos que hacemos la motivación es que no tienen dinero pero además «desde chica se tejer y a mi nunca nadie me dijo que me podían pagar por tejer.»

En una tercera línea que vamos a lanzar ahora en julio que se llama Consejero Senior, el objetivo es transferir conocimiento entre adultos y jóvenes emprendedores. Ahí la motivación es diferente, ahí la motivación no es el dinero, ahí la motivación es transferir todo el conocimiento que se adquirió con los años porque es una manera de trascender y devolver a la sociedad el conocimiento adquirido.

¿Cuáles son las tendencias que vieron en la investigación que realizaron sobre la no inclusión de personas mayores en el sector corporativo?

Hay varias cosas importantes, por un lado existe una doble discriminacion hacia las mujeres. En las corporaciones, las mujeres entrevistadas sienten que son discriminadas por ser mujeres y por ser madres. Dentro de nuestras conclusiones resaltamos que al 80% se le pregunta su edad en la entrevista laboral. También, me parece importante resaltar que el 54% de las personas entrevistadas se sintieron discriminadas en su trabajo por su edad. Y cuando a las personas las descalifican por su edad los dos sentimientos más recurrentes son rabia y frustración.

¿Qué es lo que más te sorprendió a vos?

A mi personalmente, lo que me pareció más fuerte es que sigamos históricamente como mujeres superando constantemente una línea infinita de barreras. Constantemente afrontamos la doble validación. Me sorprende también que la discriminacion por edad sigue siendo en su mayoría más femenina que masculina. En Colombia las mujeres reciben la pensión siete años antes que el hombre, eso habla mucho del machismo que hay en Colombia.

«Lo importante es garantizar que la longevidad se viva con calidad de vida, porque son 30 años, es mucho tiempo.»

¿Cuál es tu recomendación para una empresa corporativa al momento de abordar la nueva longevidad?

Creo que tenemos que trabajar todos juntos, desde universidades, escuelas. Porque al final todo está relacionado con la educación y como entendemos el paradigma de la edad. Trabajar en entender que cumplir años no es una desventaja, es una ventaja porque cuanto más experiencia tienes menos errores cometes. Por el otro lado, es importante que las corporaciones entiendan que hay algo que se llama capital social. El capital social no es otra cosa que el conocimiento que tenemos, las personas que más conocimiento tienen asentado son las personas mayores, el capital social es la base del desarrollo de las economías del mundo. Si yo como empresa reconozco ese capital social y lo pongo en valor, pongo una persona mayor y la dejó seguir trabajando, y le pongo al lado una persona muy joven, me voy a ahorrar muchísimo dinero en capacitación, muchísimo más dinero en errores que puede llegar a cometer las personas jóvenes por las enseñanzas que le va a dar esta persona mayor. Y en ese sentido, la empresa debe devolverle el valor de sentirse productivo y darle tiempo para un plan de retiro.

¿Y tu recomendación para las personas que se sienten productivas pero el mercado les cierra las puertas?

Lo primero, esa sensación de absoluta desolación de no saber qué hacer con tu vida o que va a pasar, es abrazar esos sentimientos porque son absolutamente normales. Hay que reconocer y buscar las herramientas para entender cómo voy a gestionar mi vida en adelante y que quiero ser. Por ejemplo, un ingeniero toda su vida trabajó haciendo diseño urbano y ahora ya no puede hacer más eso pero toda su vida soñó con cocinar pan. Hay una cosa que es muy importante, y es no sesgarse a pensar que para las nuevas generaciones yo no tengo nada que ofrecer. Eso no es verdad. Eso es un paradigma preconcebido por la persona mayor.

Por eso no hay que sentirse mal por sentirse mal, eso es humano. Abraza con compasión esos sentimientos y busquemos soluciones porque hay gente en todo el mundo, jóvenes como yo que estamos desarrollando soluciones para que esto sea posible. Y si sos empresario, debes pensar en esa transición laboral porque es importante para la gente. Porque al final las empresas están hechas por personas. Y hay que valorarlas. A los estados les conviene y es algo rentable.

¿Cómo se sale a buscar esas oportunidades?

Desde lo público, por ejemplo, en Colombia el congreso vio el problema que vamos a tener que afrontar en materia de pensiones jubilatorias, que es más grave que otros países de américa latina, entonces transformaron la constitución. Crearon una ley que se llama la “Ley de Contratación del Adulto Mayor”, y lo que tiene es que incentiva la contratación de personas mayores que no estén pensionadas por parte de las empresas dándoles beneficios tributarios a las empresas para que contraten a estas personas y que así en el futuro se puedan pensionar.

Hay que buscar desde lo más cercano hacia lo más lejano. Pedir ayuda a hijos o nietos. También buscar que está haciendo el gobierno sobre estas problemáticas. Lo que sí recomiendo siendo hija, es estar pendiente y alerta de las necesidades del otro y contar información.

¿Qué política pública nueva te gustaría que el gobierno de Colombia desarrolle?

Algo que a mi me llama mucho la atención es que hay muchos saberes que hay en el campo que jamás salen de allí. A mi me encantaría que desde la política pública existan programas que incentiven la transferencia de conocimiento del campo, de los mayores del campo, hacia los jóvenes del campo. Que no necesariamente tienen que ser campesinos.

¿Cuál es el futuro de 101ideas?

Yo sueño con ser la comunidad de adultos productivos más grande de américa latina y del mundo. Eso es lo que quiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite

Videos

Cargando...

Comentarios recientes

Suscribite gratis para recibir novedades.

Suscribite gratis para recibir novedades.

Sumaste a nuestra lista de correo y recibirás nuevos artículos y actualizaciones exclusivas.

Gracias por suscribirte!