Seleccionar página

​​Este nuevo año, cambia de opinión

​​Este nuevo año, cambia de opinión

Los propósitos de Año Nuevo a menudo tienen que ver con comer de manera más saludable, ir más al gimnasio, dejar los dulces, perder peso, todos objetivos admirables destinados a mejorar la salud física. La mayoría de las personas, sin embargo, no se dan cuenta de que pueden fortalecer su cerebro de manera similar.

Si bien a menudo es cierto que el aprendizaje es más fácil en la infancia, los neurocientíficos ahora saben que el cerebro no deja de crecer, incluso en nuestros últimos años. Cada vez que practicamos una habilidad antigua o aprendemos una nueva, las conexiones neuronales existentes se fortalecen y, con el tiempo, crean más conexiones con otras neuronas. Incluso se pueden generar nuevas células nerviosas.

Es larga la experiencia de un gran grupo de ciudadanos que se inician en un nuevo deporte o un instrumento musical a los 50 o 60 años, y no solo se vuelven bastante competentes, sino que obtienen una gran alegría al hacerlo.

La música es una fuerza especialmente poderosa. Escuchar y especialmente tocar, involucra muchas áreas del cerebro, todas las cuales deben funcionar en conjunto: desde leer la notación musical y coordinar los movimientos de los músculos finos en las manos, hasta evaluar y expresar el ritmo y a asociar la música con los recuerdos y las emociones.

Ya sea aprendiendo un nuevo idioma, viajando a un nuevo lugar, desarrollando una pasión por la apicultura o simplemente pensando en un viejo problema de una manera nueva, todos podemos encontrar formas de estimular nuestros cerebros para crecer, en el próximo año y los que seguirán. Así como la actividad física es esencial para mantener un cuerpo sano, desafiar el cerebro, mantenerlo activo, comprometido, flexible y divertido, no solo es divertido. Es esencial para la aptitud cognitiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.